“Camino al Infierno” de Milton Glaser

“Camino al Infierno” de Milton Glaser

Quien más y quien menos se habrá encontrado con propuestas de proyectos que resultan conflictivos por los objetivos que pretenden lograr o por los intereses a lo que sirven, con los que podemos estar más o menos en desacuerdo. Nosotros no somos menos que cualquiera y, de la misma manera que hamos rechazado a veces condescender con la injusticia por obtener beneficio, también nos hemos metido en camisas de once varas por pura necesidad de subsistencia.

 

Milton Glaser, el gran diseñador muy dado a establecer listas de cosas, propone esta para que cada uno pueda establecer su propio nivel de disconformidad con la mentira: 12 pasos en el camino al infierno del diseñador gráfico.

  1. Diseñar un packaging para que parezca más grande en la estantería.
  2. Diseñar un anuncio para una película lenta y aburrida para hacerla parecer una comedia ligera..
  3. Diseñar unaimagen para una nueva bodega para sugerir que han estado en el negocio del vino desde hace mucho.
  4. Diseñar una portada para un libro que tiene un contenido sexual que te repugna personalmente.
  5. Diseñar una medalla usando acero del World Trade Center para venderlo como un souvenir del 11 de septiembre, para sacar un beneficio.
  6. Diseñar una campaña de publicidad para una empresa con una historia conocida de discriminación a la hora de contratar a minorías.
  7. Diseñar un envase para niños sabiendo que los contenidos nutritivos son bajos y con alto contenido en azúcar.
  8. Diseñar una línea de camisetas para un productor que usa mano de obra infantil.
  9. Diseñar para promocionar un producto dietético que sabes que no funciona.
  10. Diseñar un anuncio para un candidato político cuyo programa sería dañiño para el público en general.
  11. Diseñar un folleto para un monovolumen que se vuelque habitualmente en situaciones de emergencia y que se sepa que ha hecho que mueran 150 personas.
  12. Diseñar un anuncio para un producto cuyo uso continuado podría resulta en la muerte de quien lo use.

Y de paso una invitación a visitar su web, que no tiene desperdicio: http://www.miltonglaser.com