Diseño es inherente a las cosas, no algo añadido.

Diseño es inherente a las cosas, no algo añadido.

Se me revuelven las tripas cada vez que vuelvo a encontrar en la prensa una referencia al diseño como motor de cambio. Invariablemente se da a entender que el diseño es algo añadido, tal vez ornamental, que hace que algo se venda mejor. Una especie de "si además tiene diseño..."

Por ejemplo, esta mañana leía una referencia al Proyecto de ley de apoyo a los emprendedores en la que dice: "El diseño mejora la calidad de vida, es arte, es creatividad y autoexpresión; se utiliza para marcar las diferencias. El diseño es una buena herramienta para las empresas, los productos destacan gracias al diseño (...)" Urgentemente he acudido al diccionario donde, para mi alivio, no he encontrado referencia alguna al diseño como "elemento de valor añadido". Mo diréis que soy muy quisquilloso pero, en este asunto, 99% correcto es lo mismo que 100% equivocado. 

No voy a perder más tiempo en este post, creo que la mayoría de los diseñadores sabemos de qué hablo y la mayor parte de los no-diseñadores seguirán pensando lo mismo mientras los comunicadores sigan comunicando lo mismo, probablemente en el afán "de que la gente lo entienda".