El buen diseño mejora el rendimiento de una empresa

El buen diseño mejora el rendimiento de una empresa

Entrevistado por Estilo de El Confidencial, Manuel Estrada dice: “En España no nos hemos enterado de qué iba esto del diseño hasta hace muy poco. Y siempre hemos tenido miedo a asociar arte y rentabilidad”; “el diseño es el arte de la sociedad industrial”. “Traducir la creatividad a ingresos netos, a la industria, eso es algo que a los españoles nos cuesta hacer. La creatividad la entendemos mejor como tendencia. Y separamos: o eres del mundo de la empresa, la racionalidad y los números o eres del mundo de la sensibilidad y la creación. En España creemos que no se hibridan bien, pero pensar así es un error”. “En España, sacarle un rendimiento económico a la creatividad parece un demérito y eso es algo que tienen muy superado fuera de España”.

“La realidad es que en los estudios de diseño vivimos del branding, de dotar a las corporaciones de una identidad de marca. No se pueden hacer logos como si fuera meros ejercicios estéticos. Se trata de entender lo complejo y llevarlo a lo simple. Hay que saber qué es lo que demanda una empresa y transformar sus necesidades en una imagen”. “Te hace muy feliz descubrir que tus ideas gráficas no son solo objeto de interés estético, sino que sirven para mejorar los beneficios de una empresa que da trabajo a a 150 personas en una pequeña ciudad española”. “Pero también es cierto que el branding no hace milagros, el diseño no enmascara una reputación corporativa. La falsa primavera del diseño que se dio en España a principios de los 90 tenía mucho que ver con esta idea del diseño como maquillaje. Se planteaba como que el diseño era algo que nos permitía parecer más modernos de lo que somos, más guapos de lo que somos, más competitivos… Eso es como si maquillas a Tutankamón (...) pero también hay muchas empresas que han descubierto una cierta honestidad e intentan influir en lo que la gente piensa de ellos a través de la imagen, sí, pero también a través de sus actos".